Aborto libre, dos años después

Aborto libre, dos años después

 – Soy muy joven
– Quiero nietos, no hijos
– No fue con mi pareja
– Estoy en un tratamiento médico
– Mi prioridad es mi carrera
– Me echarían de la casa
– No tengo empleo
– Ya tengo tres hijos
– No quiero
– . . .

Los motivos que tienen las mujeres y personas con posibilidad de gestar para decidirse por un aborto son tan diversos como personas hay.

En Colombia entre 2006 y 2022, cualquier persona que decidiera abortar debía exponer sus razones para solicitar un aborto ante los equipos de salud y estos tenían la potestad de considerarlas válidas o no.

Allí radica la importancia de la Sentencia sobre aborto libre C – 055 de febrero 21 de 2022, pues en esta la Corte Constitucional declara que el aborto es una opción que se puede solicitar durante las primeras 24 semanas de embarazo sin necesidad de “convencer” a los prestadores de salud para que se practique la Interrupción Voluntaria del Embarazo -IVE-.

Y de la semana 24 en adelante, se mantiene lo que se había despenalizado desde 2006, abortar es legal en casos de violencia sexual, malformación fetal inviable y riesgo para la salud o la vida de la embarazada.

Con esta decisión de la Corte, Colombia pasó a tener un modelo mixto para regular el aborto, es decir por plazos y por causales. Uno de los más amplios del mundo.

 

De Colombia para el mundo

La Sentencia Causa Justa es un hito histórico. Envía un fuerte mensaje de esperanza a otros países de la región a la vez que se suma a una cadena de avances sobre aborto legal, que inicia en Uruguay y va desde Argentina hasta México, así es, de sur a norte y no al revés como suele pasar.

Nuestra Sentencia cobra mayor importancia cuando un referente histórico como Estados Unidos deroga Roe Vs. Wade, que fuera inspiración para el movimiento pro-derechos en el continente por casi cinco décadas.

Lo que nos enseña que no podemos bajar la guardia, pues las garantías en derechos humanos como los derechos reproductivos siempre están sometidas a vaivenes políticos y los logros nunca son permanentes. En palabras de la psicóloga Cristina Villarreal “…esta es una batalla que nunca se gana del todo, siempre habrá intentos de retroceso, siempre habrá quienes quieran echar para atrás lo logrado”.

Por esto es muy importante ver que luego de la Sentencia del 2022 se van creado nuevos desarrollos e instrumentos legales, como:

 

Aborto, el centro de los derechos reproductivos

Educación sexual para descubrir, Anticonceptivos para disfrutar y Aborto legal para decidir, es una arenga acuñada en las calles dentro de lo que se ha llamado “La Marea Verde”, esta recoge con palabras sencillas varios de los derechos sexuales reproductivos reconocidos en los años noventa por instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud y la ONU.

Desde entonces, los derechos reproductivos han sido proclamados y promovidos por múltiples actores internacionales, Estados y organizaciones como parte de los esfuerzos más amplios para proteger los derechos humanos y promover la salud y el bienestar de todas las personas y el desarrollo sostenible.

Los derechos reproductivos son un conjunto de derechos humanos que reconocen la libertad de las personas para tomar decisiones sobre su salud sexual y reproductiva. Justo esto es lo que señala la Sentencia 055 del 2022, con lo que las decisiones de las mujeres y personas gestantes sobre el aborto o sus motivos solo les competen a ellas y ya no son asunto de ninguna otra persona, aunque esa otra persona sea quien tiene la responsabilidad de atender la solicitud de aborto.

 

Derechos reproductivos, motor de igualdad para las mujeres

Derechos reproductivos como el derecho a la atención en salud para la interrupción voluntaria del embarazo o la anticoncepción contribuyen significativamente a la igualdad para las mujeres de varias maneras:

  • Autonomía sobre el propio cuerpo: Cuando se garantiza la libertad reproductiva, se tiene mayor control sobre el propio cuerpo. Esto permite tener hijas(os) deseados, proteger el cuerpo de embarazos no deseados y gozar de mayor plenitud de vida.
  • Mejor acceso a la educación y oportunidades: la anticoncepción y la posibilidad de decidir cuándo iniciar un embarazo permiten a las mujeres continuar con su educación y participar plenamente en la fuerza laboral. Esto reduce las brechas de género en educación y empleo, promoviendo la igualdad de oportunidades para las mujeres.
  • Mejora de la salud materna e infantil: Cuando se tiene la opción de planificar los embarazos, se tienen tienen más probabilidades de acceder a la atención prenatal adecuada y de dar a luz en condiciones seguras. Esto contribuye a mejorar la salud de las mujeres durante el embarazo, parto y postparto y a reducir la mortalidad infantil.
  • Reducción de las violencias sexuales y de género: Promover la autonomía y el empoderamiento de las mujeres y personas diversas en relación con su salud sexual y reproductiva ayuda a prevenir violencias de género y promover relaciones más equitativas.
  • Participación en la toma de decisiones: cundo se está en control de la propia salud reproductiva, se cuenta con una mejor posición para participar en la toma de decisiones que impactan la vida, las familias y las comunidades. Esto puede incluir decisiones sobre el acceso a recursos, la participación política y el liderazgo comunitario.

Retos y Desafíos

Quitarle la última palabra en la decisión sobre aborto al personal de salud para entregársela a las mujeres y personas con posibilidad de gestar implica una revolución cultural que toma tiempo, voluntad política y muchos recursos públicos y privados.

Aunque la avalancha de mujeres solicitando procedimientos de aborto que presagiaban los detractores de la autonomía reproductiva no sucedió, si se han visto cambios en las solicitudes de IVE. Por ejemplo, se redujo el número de solicitudes de IVE en casos de más de 15 semanas de embarazopasando de 54% a 34% (datos de La Mesa por la Vida), lo que puede asociarse con una mejor oportunidad de acceso a los servicios.

Esto concuerda con la experiencia de atención en Oriéntame. Después de la Sentencia Causa Justa registramos que, del total de procedimientos realizados, el 92% de los procedimientos de IVE corresponden a embarazos de menos de 12 semanas de gestación.

Sin embargo, de las personas atendidas de nacionalidad colombiana solo el 6% solicitaron la IVE en segundo trimestre, mientras que de las extranjeras fue del 14%. Esto señala la importancia de garantizar igualdad de acceso para ciertos grupos poblacionales que históricamente han enfrentado barreras para la atención en salud reproductiva, por ejemplo migrantes, indígenas, adolescentes, rurales o habitantes de zonas apartadas.

Las barreras son principalmente de dos tipos, las hay de acceso: información incompleta, errada o nula sobre el servicio, dilaciones, negación de servicios. Y barreras de calidad: violencia, maltrato, vulneración a la confidencialidad, protocolos inseguros, personal sin entrenamiento o falta de personal, entre otros.

Es curioso que uno de los grandes desafíos en la era de la información sea la divulgación de las garantías reconocidas en la sentencia Causa Justa. Hacerla letra viva tanto para las personas usuarias y sus acompañantes, es tan crucial como mandatorio para profesionales de salud, administrativos y tomadores de decisiones de política pública.

Inspección, vigilancia y control de parte de las entidades reguladoras es otro de los desafíos a la hora de hacer valer el derecho a la IVE.

A las instituciones y personal de salud les urge capacitarse y sensibilizarse en enfoque de género y trato humanizado, además de actualizar sus protocolos, rutas y canales de referencia.

 

¿A qué se tiene derecho al solicitar un aborto en Colombia?

  1. Orientación para la toma de decisiones, con información clara y ajustada a las necesidades de quien consulta. Esta es opcional y no puede ser un prerrequisito de atención.
  2. Consulta de valoración integral de la situación de salud.
  3. Procedimiento de IVE con medicamentos u otras técnicas seguras, efectivas y mínimamente invasivas, según la condición clínica.
  4. Asesoría y suministro de métodos anticonceptivos, opcional y ajustada a las necesidades en salud, expectativas y estilo de vida de la consultante.
  5. Consulta de control, si así el caso lo requiere.

 

Todas las instituciones del sistema de salud están en la obligación de garantizar la atención de aborto libre, legal y seguro en todo el territorio nacional y en cualquier momento del embarazo. Para esto cuentan con  máximo cinco días calendario. Todas las solicitudes son válidas ya sea por petición simple antes de la semana 24 de embarazo o por las tres causales después de la semana 24.

Visita Aborto en Colombia y conoce como es el servicio en Oriéntame.

 

 

 

 

Cómo funciona la pastilla del día después: Desmitificando mitos

Cómo funciona la pastilla del día después: Desmitificando mitos

La pastilla del día después es un método de anticoncepción de emergencia que ha generado tanto interés como malentendidos. Este artículo busca despejar dudas y desmentir los conceptos erróneos que frecuentemente rodean su uso.

Al entender cómo funciona realmente esta pastilla y cuál es su propósito, podemos tomar decisiones informadas y responsables sobre nuestra salud reproductiva. En las siguientes líneas, exploraremos su mecanismo de acción, efectividad y situaciones adecuadas para su uso, separando los hechos de los mitos.

¿Qué es la pastilla del día después?

La pastilla del día después es un método de anticoncepción de emergencia diseñado para prevenir el embarazo después de una relación sexual sin protección o en caso de fallo del método anticonceptivo habitual. 

Esta pastilla contiene levonorgestrel o acetato de ulipristal, sustancias que actúan modificando el proceso de ovulación o alterando el endometrio para prevenir la implantación del óvulo fertilizado.

La disponibilidad de la pastilla del día después varía según el país, pero en Colombia se puede adquirir en farmacias sin necesidad de receta médica y en las sedes de Oriéntame es completamente gratis.

Su uso está destinado a situaciones de emergencia y no como un método anticonceptivo regular.

Es importante diferenciar la pastilla del día después de los métodos anticonceptivos regulares, como las píldoras anticonceptivas diarias, el DIU hormonal o los implantes. 

Mientras que estos últimos se utilizan de manera continua para prevenir el embarazo de forma regular, la pastilla del día después es una medida puntual para situaciones específicas y no está diseñada para un uso frecuente debido a su alta dosis de hormonas.

También te podría interesar: ¿Cómo actúa el DIU de cobre como anticonceptivo de emergencia?

¿Cómo funciona la pastilla del día Después?

La pastilla del día después actúa en el cuerpo mediante varios mecanismos, dependiendo de la fase del ciclo menstrual en la que se encuentre la persona al momento de tomarla. Estos mecanismos incluyen:

Prevención o retraso de la ovulación: 

La pastilla puede prevenir la liberación del óvulo. Si no hay óvulo para ser fertilizado, no puede ocurrir el embarazo.

Alteración del endometrio: 

En algunos casos, puede producir cambios en el revestimiento uterino (endometrio), lo que dificulta la implantación de un óvulo fertilizado.

Espesamiento del moco cervical: 

Puede aumentar la viscosidad del moco cervical, lo que dificulta el paso de los espermatozoides hacia el útero.

Es importante destacar que la pastilla del día después no interrumpe un embarazo ya establecido; su función es prevenir la fecundación o la implantación.

En cuanto a su tiempo de efectividad, la pastilla es más efectiva cuanto antes se tome después de la relación sexual sin protección. Idealmente, debe tomarse dentro de las primeras 24 horas, aunque su efectividad se mantiene hasta 72 horas después del coito. 

Por lo tanto, la pastilla del día después es una medida de emergencia eficaz para prevenir el embarazo después de una relación sexual no protegida, pero su efectividad está directamente relacionada con la rapidez con la que se toma tras el coito.

Desmitificando mitos comunes sobre la pastilla del día después

Mito 1: “La pastilla del día después es abortiva.”

Realidad: La pastilla del día después previene la ovulación o la fecundación, no interrumpe un embarazo ya establecido. Por lo tanto, no es abortiva.

Mito 2: “Su uso regular reemplaza la anticoncepción habitual.”

Realidad: Esta pastilla es un método de emergencia y no debe usarse como un anticonceptivo regular debido a su alta dosis hormonal. Los métodos anticonceptivos regulares son más adecuados para un uso continuo.

Mito 3: “La pastilla del día después es dañina para la salud a largo plazo.”

Realidad: No hay evidencia científica que respalde que la pastilla del día después cause daño a largo plazo. Sin embargo, como cualquier medicamento, tiene efectos secundarios potenciales y no está diseñada para un uso frecuente.

Si recientemente has tenido relaciones sexuales sin protección, o si tu método anticonceptivo habitual ha fallado, es importante actuar rápidamente. 

En Oriéntame, estamos preparados para ayudarte en estas situaciones de emergencia. No dudes en acercarte a nosotros; nuestro equipo de profesionales te proporcionará asesoramiento confiable y discreto sobre los métodos anticonceptivos de emergencia disponibles. 

Entendemos la importancia de actuar con rapidez en estos casos y estamos aquí para ofrecerte el apoyo y la orientación necesaria para tomar la mejor decisión para tu salud y bienestar.

¿Es el implante subdérmico adecuado para ti? Descubre sus beneficios

¿Es el implante subdérmico adecuado para ti? Descubre sus beneficios

En la búsqueda de métodos anticonceptivos eficientes y convenientes, el implante subdérmico emerge como una opción cada vez más popular. Este pequeño dispositivo, del tamaño de un fósforo, se inserta bajo la piel y ofrece protección anticonceptiva a largo plazo, convirtiéndose en una solución práctica y discreta para el control de la natalidad.

En este artículo, explicaremos las características del implante subdérmico, sus beneficios, y lo que necesitas considerar para determinar si es el método adecuado para ti.

¿Qué es el implante subdérmico?

El implante subdérmico es un método anticonceptivo de larga duración, consistente en un pequeño dispositivo plástico flexible, similar en tamaño y forma a un fósforo. 

Este implante se coloca bajo la piel del brazo, en un procedimiento rápido y sencillo realizado en una consulta médica. 

Su composición incluye una hormona sintética llamada etonogestrel, similar a la progesterona producida naturalmente en el cuerpo.

El mecanismo de acción del implante subdérmico se basa en la liberación continua y controlada de etonogestrel en el torrente sanguíneo. Esta hormona actúa de varias maneras para prevenir el embarazo: principalmente, inhibe la ovulación, es decir, impide que los ovarios liberen óvulos. 

Además, aumenta la viscosidad del moco cervical, lo que dificulta el paso de los espermatozoides hacia el útero, y también provoca cambios en el revestimiento uterino que disminuyen la probabilidad de implantación de un óvulo fertilizado.

La combinación de estas acciones hace que el implante subdérmico sea uno de los métodos anticonceptivos más efectivos disponibles, con una tasa de éxito superior al 99%. 

Su durabilidad es otra ventaja significativa, ya que puede proporcionar protección anticonceptiva continua por un periodo de hasta cinco años, tras el cual puede ser reemplazado o retirado según las preferencias y planes de la usuaria.

También te podría interesar: El DIU: un método anticonceptivo de larga duración que debes considerar

Beneficios del implante subdérmico

Alta eficacia y durabilidad:

Tasa de éxito superior al 99% en la prevención del embarazo.

Protección anticonceptiva de 3, 4 o 5 años.

Comodidad y facilidad de uso:

No requiere recordar una acción diaria o mensual como las píldoras o inyecciones anticonceptivas.

Un solo procedimiento para un largo periodo de protección.

Reducción de síntomas menstruales:

Disminución en el dolor menstrual para muchas usuarias.

Menor cantidad y duración del sangrado menstrual.

En algunos casos, puede llegar a suprimir completamente la menstruación.

Beneficioso para personas con menstruaciones dolorosas o incómodas.

Bajo mantenimiento:

Una vez insertado, no requiere atención regular.

Ideal para personas que prefieren un método anticonceptivo que no interfiera con su rutina diaria.

Reversible y flexible:

Puede ser retirado en cualquier momento si se desea buscar un embarazo o cambiar de método anticonceptivo.

La fertilidad se restaura rápidamente tras su extracción.

Echa un vistazo a: Todo sobre los métodos anticonceptivos hormonales: Beneficios y desventajas

Proceso de inserción y extracción del implante subdérmico

El proceso de inserción del implante subdérmico es un procedimiento sencillo y rápido que se realiza en la consulta médica. 

Inicialmente, se aplica anestesia local en la parte superior del brazo para minimizar las molestias. Luego, utilizando un aplicador especial, el médico inserta el implante bajo la piel. 

Este proceso dura solo unos minutos y, generalmente, no hay necesidad de puntos de sutura. 

Tras la inserción, se recomienda limitar la actividad física del brazo y aplicar compresas frías si es necesario para reducir la inflamación o el moretón en el sitio de inserción. Se puede esperar una recuperación completa en pocos días.

La extracción del implante, al igual que la inserción, debe ser realizada por un profesional de la salud. 

Este procedimiento también se lleva a cabo bajo anestesia local. El especialista hace una pequeña incisión en la piel cerca del implante y lo retira cuidadosamente. 

La extracción puede ser ligeramente más compleja que la inserción y puede llevar un poco más de tiempo, especialmente si el implante no está fácilmente palpable. 

Sin embargo, generalmente es un procedimiento rápido y con pocas complicaciones. Después de la extracción, se aplican los mismos cuidados post-procedimiento que en la inserción. 

El implante puede ser extraído en cualquier momento, ya sea por deseo de cambiar de método anticonceptivo, buscar un embarazo o al finalizar su período de efectividad.

Consideraciones importantes antes de elegir el implante subdérmico

Al considerar el implante subdérmico como método anticonceptivo, es fundamental tener en cuenta diversos factores para asegurar que sea la opción más adecuada para ti. 

Tu historial médico es un aspecto crucial; condiciones como ciertos tipos de cáncer, problemas de coagulación, o una historia de reacciones adversas a los componentes del implante, pueden influir en la idoneidad de este método. 

Además, tu estilo de vida y preferencias personales también juegan un papel importante en la decisión. 

Es importante estar al tanto de los posibles efectos secundarios del implante subdérmico. Algunas personas pueden experimentar cambios en sus patrones menstruales, aumento de peso, dolor en el sitio de inserción, o cambios de humor. 

Aunque estos efectos son generalmente manejables y a menudo temporales, deben ser considerados y discutidos en consulta con un especialista.

Finalmente, la consulta con un profesional es esencial antes de tomar la decisión sobre el implante subdérmico. 

Un especialista puede proporcionar una evaluación detallada de tu situación particular, aclarar cualquier duda, y ayudarte a comprender completamente cómo el implante subdérmico interactuará con tu cuerpo y tu estilo de vida. 

Esta orientación profesional es invaluable para tomar una decisión informada y segura sobre tu salud reproductiva. Por ello, te invitamos a agendar tu consulta en anticoncepción en Oriéntame y descubrir si el implante es tu método ideal. 

Aprovecha la oportunidad de recibir asesoramiento personalizado y toma el control de tu planificación familiar con la mejor información disponible.

Cáncer de útero: Síntomas, causas y tratamientos

Cáncer de útero: Síntomas, causas y tratamientos

El cáncer de útero, aunque representa un desafío en el ámbito de la salud femenina, es una enfermedad que puede ser manejada eficazmente con una detección temprana y un tratamiento adecuado. 

Este artículo se propone abordar los aspectos esenciales del cáncer de útero, centrándose en una comprensión clara de sus síntomas, las causas que pueden propiciar su aparición y las opciones de tratamiento disponibles. 

¿Qué es el cáncer de útero?

El cáncer de útero es una enfermedad en la que se forman células malignas en los tejidos del útero, un órgano crucial en el sistema reproductivo femenino. 

Esta condición puede manifestarse en diferentes formas, cada una con características y tratamientos específicos. 

Los tipos más comunes de cáncer de útero incluyen el cáncer endometrial, que se origina en el revestimiento interno del útero (endometrio), y es el tipo más frecuente. 

Otro tipo menos común pero más agresivo es el sarcoma uterino, que se desarrolla en los músculos y tejidos de soporte del útero.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de útero es el cuarto cáncer más frecuente en la mujer y personas con aparato reproductor femenino. 

A pesar de su prevalencia, los avances en la detección temprana y las mejoras en los tratamientos han contribuido significativamente a mejorar las tasas de supervivencia y los resultados a largo plazo para muchas pacientes.

Síntomas del cáncer de útero

El cáncer de útero puede presentar varios síntomas, aunque en sus etapas iniciales podría no manifestar signos evidentes. Los síntomas más comunes incluyen:

Sangrado vaginal anormal: 

Esto puede incluir sangrados fuera del ciclo menstrual normal, sangrado después de la menopausia, o sangrados más intensos o prolongados de lo habitual.

Secreción vaginal inusual: 

Puede ser acuosa o mezclada con sangre, y ocurre fuera del ciclo menstrual normal.

Dolor pélvico: 

Sensaciones de dolor o presión en la zona pélvica pueden ser indicativos de cambios anormales.

Dolor durante las relaciones sexuales: 

Experimentar molestias o dolor durante el acto sexual también puede ser una señal de alerta.

Pérdida de peso inexplicable: 

Aunque menos común, la pérdida de peso sin una razón aparente puede ser un síntoma.

Estos síntomas pueden variar en intensidad y evolucionar con el tiempo. En algunos casos, las personas pueden experimentar síntomas leves que se intensifican progresivamente, mientras que en otras, los signos pueden aparecer de manera más abrupta.

Es crucial prestar atención a cualquier cambio en el cuerpo, especialmente si estos síntomas son nuevos, persisten o se intensifican. 

Aunque estos signos no necesariamente indican la presencia de cáncer de útero, es importante agendar una cita médica para una evaluación adecuada. 

Un diagnóstico temprano es fundamental para un tratamiento más efectivo y puede mejorar significativamente el pronóstico de la enfermedad.

Causas y factores de riesgo

Las causas del cáncer de útero están estrechamente vinculadas a la infección por el virus del papiloma humano (VPH), un hallazgo respaldado por la Organización Mundial de la Salud. 

Más del 95% de los casos de cáncer cervicouterino se deben a este virus, que es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes. 

A pesar de que la mayoría de las personas sexualmente activas se infectarán con el VPH en algún momento de sus vidas, el 90% consiguen eliminar la infección.

Sin embargo, ciertas cepas del VPH, especialmente los tipos 16 y 18, son particularmente peligrosas, siendo responsables de aproximadamente el 70% de todos los casos de cáncer de cuello uterino. 

La enfermedad puede tardar entre 15 y 20 años en desarrollarse en personas con un sistema inmunitario normal, mientras que en aquellas con un sistema inmunitario debilitado, como las personas con VIH no tratado, el cáncer puede desarrollarse en un período más corto, de 5 a 10 años. 

Estas personas tienen un riesgo seis veces mayor de desarrollar cáncer de útero en comparación con otras sin VIH. 

Es importante abordar algunos mitos y verdades sobre las causas del cáncer de útero. Por ejemplo, el uso de dispositivos intrauterinos (DIU) que contienen hormonas ha demostrado reducir el riesgo, contrario a la creencia popular. 

Además, mientras que un estilo de vida saludable puede reducir ciertos riesgos, no garantiza la prevención total de la enfermedad. Factores genéticos y ambientales también juegan un papel crucial.

Reconocer estos factores de riesgo puede ayudar a las personas a tomar decisiones informadas sobre su salud y a buscar asesoramiento médico adecuado para la prevención y detección temprana del cáncer de útero.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de útero?

El diagnóstico del cáncer de útero se realiza mediante una serie de procedimientos y exámenes clínicos. 

Uno de los métodos más efectivos y comunes es la prueba de Papanicolaou (también conocida como citología cervical), que implica la recolección de células del cuello uterino para su análisis microscópico y la detección de células anormales. 

Si se identifican anomalías en esta prueba, se procede a realizar exámenes adicionales, como la colposcopia, que consiste en examinar el cuello uterino con un colposcopio para observar áreas sospechosas más detalladamente. 

En casos donde se observan alteraciones significativas, se puede realizar una biopsia, extrayendo una pequeña muestra de tejido para un análisis más exhaustivo en el laboratorio. 

Además, para los casos más avanzados o cuando se sospecha que el cáncer se ha diseminado, se pueden emplear métodos de imagen como la resonancia magnética (RM), la tomografía computarizada (TC) o la ecografía para evaluar la extensión de la enfermedad. 

Estos métodos de diagnóstico son fundamentales para la detección temprana y el tratamiento efectivo del cáncer de útero.

Tratamientos disponibles para el cáncer de útero

Los tratamientos para el cáncer de útero varían según el estado de la enfermedad, el tipo de cáncer, la salud general de la paciente y sus preferencias personales. 

Las opciones de tratamiento incluyen la cirugía, que puede ser una histerectomía (extracción del útero), a menudo combinada con la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio en casos más avanzados. 

La radioterapia, que utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas, puede ser empleada como tratamiento principal o como complemento postoperatorio. 

La quimioterapia, que implica el uso de medicamentos para matar las células cancerosas, se utiliza a menudo en combinación con la radioterapia, especialmente en cánceres más avanzados. 

La terapia hormonal, que se enfoca en bloquear hormonas que alimentan ciertos tipos de cáncer de útero, es otra opción disponible. 

Además, los avances en la medicina han introducido tratamientos dirigidos y la inmunoterapia, que se centran en aspectos específicos de las células cancerosas o potencian el sistema inmunitario del cuerpo para combatir el cáncer. 

Es importante que el tratamiento sea personalizado y se discuta detalladamente con un equipo de profesionales especializados en oncología ginecológica para determinar la mejor estrategia de acuerdo con las circunstancias individuales de cada paciente.

Importancia de la detección temprana 

La detección temprana del cáncer de útero es crucial para aumentar las probabilidades de un tratamiento exitoso y mejorar las tasas de supervivencia. 

Detectar la enfermedad en sus etapas iniciales, cuando aún es más tratable, puede marcar una diferencia significativa en el pronóstico y la calidad de vida de la paciente. 

Por esta razón, es esencial que las mujeres y personas con aparato reproductor femenino agenden anualmente su cita ginecológica y la prueba de Papanicolaou, lo que puede identificar cambios precancerosos y cancerosos en el cuello uterino. 

Te invitamos a tomar un paso activo en el cuidado de tu salud programando una cita ginecológica y realizando tu prueba de Papanicolaou en Oriéntame. 

Nuestro equipo de profesionales está comprometido a brindarte la atención, el apoyo y la guía necesarios para una detección oportuna y un manejo efectivo de tu salud reproductiva. 

Recuerda, tu bienestar es nuestra prioridad, y una cita a tiempo puede hacer toda la diferencia.

¿Cómo actúa el DIU de cobre como anticonceptivo de emergencia?

¿Cómo actúa el DIU de cobre como anticonceptivo de emergencia?

El Dispositivo Intrauterino (DIU) de cobre es ampliamente reconocido como un método anticonceptivo eficaz y de larga duración. Este pequeño dispositivo, colocado dentro del útero, ha sido tradicionalmente utilizado para prevenir el embarazo, liberando iones de cobre que alteran el ambiente uterino y espermático, dificultando así la fecundación. Aunque su uso más común es como método anticonceptivo regular, el DIU de cobre también se destaca como un ‘DIU de emergencia’, desempeñando una función significativa cuando se ha tenido una relación sexual con riesgo de embarazo. 

A lo largo de este artículo, exploraremos cómo el DIU de cobre, en su rol como ‘DIU de emergencia’, cumple esta doble función, proporcionando no sólo una protección inmediata sino también un método anticonceptivo continuo y fiable.

¿Qué es el DIU de cobre y cómo funciona?

El DIU de cobre es un pequeño aparato en forma de T que se inserta dentro del útero para prevenir el embarazo. 

Este dispositivo está recubierto con un alambre de cobre que libera continuamente pequeñas cantidades de este metal.

El cobre es tóxico para los espermatozoides, lo que disminuye significativamente su movilidad y capacidad de unirse al óvulo, reduciendo así drásticamente la posibilidad de fecundación. 

Además, el DIU de cobre induce una respuesta inflamatoria en el útero que aumenta la liberación de fluidos y células inmunes, creando un ambiente hostil para los espermatozoides.

En comparación con otros métodos anticonceptivos, el DIU de cobre destaca por su larga duración y efectividad. 

A diferencia de las píldoras anticonceptivas, los parches o los anillos vaginales, que requieren una dosis constante y regular, el DIU de cobre es una solución a largo plazo que puede permanecer de 5 a 10 años después de su inserción.

Además, mientras que otros métodos dependen del cumplimiento correcto y regular por parte de la usuaria, el DIU de cobre elimina el factor del error humano en su efectividad. 

Su capacidad para proporcionar protección anticonceptiva duradera sin la necesidad de mantenimiento diario o mensual lo convierte en una opción atractiva para muchas personas que buscan una solución anticonceptiva fiable y de bajo mantenimiento.

Uso del DIU de cobre en situaciones de emergencia

En el ámbito de la anticoncepción, una “situación de emergencia” se refiere a circunstancias en las que existe un riesgo inminente de embarazo no planificado, como puede ser el caso de una relación sexual no protegida o el fallo de otro método anticonceptivo

(por ejemplo, el rompimiento de un condón o el olvido de tomar pastillas anticonceptivas). 

En estos casos, el DIU de cobre puede ser una opción ideal como anticonceptivo de emergencia.

Para que el DIU de cobre funcione como un anticonceptivo de emergencia, debe ser insertado por un profesional dentro de los cinco días (120 horas) siguientes al contacto sexual no protegido. 

Esta ventana de tiempo es crucial para asegurar su máxima efectividad. La inserción del DIU es un procedimiento rápido que se realiza en un consultorio o una clínica, y una vez colocado, el dispositivo comienza a actuar inmediatamente, creando un ambiente hostil para los espermatozoides y previniendo así la fecundación.

La eficacia del DIU de cobre como anticonceptivo de emergencia es notablemente alta, siendo uno de los métodos más efectivos disponibles. 

A diferencia de las pastillas de emergencia, cuya eficacia puede disminuir con el tiempo desde la relación sexual, el DIU de cobre mantiene una eficacia constante durante el período de cinco días. 

Además, proporciona el beneficio adicional de continuar actuando como un método anticonceptivo regular a largo plazo después de su inserción, ofreciendo protección continua sin necesidad de intervención adicional.

Oriéntame para decidir 

Ahora que sabes más sobre el DIU de emergencia, es importante recordar que en Oriéntame estamos listos para ayudarte en la elección del método anticonceptivo ideal para ti. 

Sabemos que cada situación es única y merece una atención personalizada.

Te invitamos a agendar una consulta en anticoncepción con nosotros, donde podrás recibir asesoramiento profesional y detallado sobre las opciones disponibles, incluyendo el DIU de emergencia, para que puedas tomar la decisión más informada y adecuada a tus necesidades y estilo de vida. 

En Oriéntame, tu salud y bienestar son nuestra prioridad.