Hepatitis C: Síntomas, causas y tratamiento

Hepatitis C: Síntomas, causas y tratamiento

La hepatitis C es una infección viral que afecta principalmente al hígado, pudiendo provocar desde una inflamación leve hasta enfermedades graves como la cirrosis o el cáncer hepático. 

Esta infección, a menudo silenciosa en sus etapas iniciales, plantea un desafío significativo en términos de salud pública. La información y la concienciación son cruciales para su prevención y tratamiento, ya que muchos portadores del virus no son conscientes de su estado debido a la falta de síntomas evidentes. 

En este artículo, exploraremos los aspectos esenciales de la hepatitis C, incluyendo sus síntomas, causas y las opciones de tratamiento disponibles, con el fin de proporcionar una comprensión clara y útil sobre esta infección. 

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la hepatitis C (VHC), que ataca principalmente el hígado. Tras la infección, el virus puede causar inflamación hepática, y en casos crónicos, llevar a daños más serios como fibrosis, cirrosis e incluso cáncer de hígado.

El hígado, afectado por esta enfermedad, es un órgano vital que cumple funciones esenciales en el cuerpo, como la filtración de toxinas, la regulación de la coagulación sanguínea, el almacenamiento de energía y la producción de sustancias importantes para la digestión. 

Cuando el VHC daña el hígado, estas funciones pueden verse comprometidas, afectando significativamente la salud general de las personas.

La hepatitis C se caracteriza por su tendencia a convertirse en una infección crónica en una gran proporción de los casos. En las etapas iniciales, es común que no presente síntomas claros, lo que hace que muchas personas vivan con el virus sin saberlo y, por lo tanto, sin recibir el tratamiento adecuado. 

Por estas razones, la detección temprana y el tratamiento son esenciales para prevenir el deterioro de la salud hepática y sus complicaciones asociadas.

También te podría interesar: Hepatitis B: Síntomas, causas y tratamientos.

Causas de la hepatitis C

La hepatitis C se transmite principalmente a través del contacto con sangre infectada. Las vías de transmisión más comunes incluyen:

Uso de drogas inyectables: 

Compartir agujas o jeringas contaminadas es una de las formas más frecuentes de transmisión del VHC.

Procedimientos médicos con instrumentos contaminados: 

La exposición a equipos médicos no esterilizados adecuadamente también puede ser una fuente de infección.

De madre a hijo durante el parto: 

Aunque menos común, el VHC puede transmitirse de una madre infectada a su bebé durante el parto.

Relaciones sexuales con una persona infectada: 

Si bien es menos común, la transmisión sexual del VHC es posible, especialmente en relaciones sexuales no protegidas y en individuos con múltiples parejas sexuales.

Síntomas de la hepatitis C

La hepatitis C puede manifestarse de manera diferente según sea aguda o crónica, y en muchos casos, puede ser asintomática, especialmente en las etapas iniciales.

Hepatitis C aguda:

En las primeras semanas o meses tras la infección, la hepatitis C aguda rara vez presenta síntomas. Si aparecen, pueden incluir:

  • Fatiga y debilidad.
  • Náuseas o vómitos.
  • Dolor abdominal, especialmente en la zona del hígado.
  • Orina oscura y heces pálidas.
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos).

Hepatitis C crónica:

La infección se considera crónica cuando persiste durante más de seis meses. La mayoría de los casos de hepatitis C entran en esta categoría.

Los síntomas de la hepatitis C crónica pueden ser leves o ausentes durante muchos años, pero a medida que la enfermedad progresa, pueden aparecer síntomas como:

  • Fatiga constante.
  • Dolores musculares y articulares.
  • Problemas de memoria y concentración.
  • Signos de cirrosis hepática, como ascitis (acumulación de líquido en el abdomen) y hemorragias internas.

Asintomáticos:

Un aspecto notable de la hepatitis C es que muchos casos permanecen asintomáticos durante años, lo que significa que las personas infectadas no presentan síntomas. 

Esta ausencia de síntomas puede llevar a un diagnóstico tardío y a un mayor riesgo de daño hepático a largo plazo.

Debido a esta naturaleza a menudo silenciosa de la hepatitis C, especialmente en sus etapas tempranas, la realización de pruebas de detección en personas con factores de riesgo es esencial para un diagnóstico temprano y efectivo.

Echa un vistazo a: Pruebas VIH caseras: una opción de detección temprana y accesible

Tratamiento de la hepatitis C

El tratamiento de la hepatitis C ha experimentado avances significativos en los últimos años, mejorando considerablemente las perspectivas para las personas afectadas por este virus.

Los tratamientos modernos para la hepatitis C utilizan antivirales de acción directa (AAD), que atacan específicamente al virus para evitar que se reproduzca en el cuerpo.

Estos tratamientos han demostrado ser altamente efectivos, con tasas de curación superiores al 90% en muchos casos.

Los regímenes de tratamiento suelen durar de 8 a 12 semanas y son mucho menos invasivos y con menos efectos secundarios que los tratamientos antiguos basados en interferón.

Importancia de la detección y el tratamiento temprano:

La detección temprana del VHC es vital para prevenir el desarrollo de complicaciones graves como la cirrosis o el cáncer hepático.

Un tratamiento oportuno puede eliminar el virus, reduciendo el riesgo de daño hepático y mejorando la calidad de vida.

Si crees que podrías estar en riesgo de haber contraído la hepatitis C, no dudes en acercarte a Oriéntame. Ofrecemos una toma de muestra para la prueba rápida de ITS incluída la hepatitis C, seguida de asesoría y entrega de resultados. 

Tomar acción es el primer paso hacia tu bienestar. ¡Contáctanos y cuida tu salud hoy!

Virus del Papiloma Humano: Causas, síntomas y tratamientos

Virus del Papiloma Humano: Causas, síntomas y tratamientos

El Virus del Papiloma Humano (VPH) representa un desafío considerable en el ámbito de la salud pública debido a su prevalencia y la variedad de condiciones que puede provocar. 

Con más de 100 tipos identificados, este virus es conocido principalmente por causar crecimientos en la piel o membranas mucosas, como las verrugas. Sin embargo, su impacto va más allá, ya que ciertos tipos del VPH están vinculados con diversos cánceres, incluyendo el cáncer de cuello de útero, ano, pene, vagina, vulva y orofaringe. 

Aunque la mayoría de las infecciones por VPH no conducen a cáncer, la relación entre ciertos tipos de VPH genital y el desarrollo de cáncer de cuello uterino es particularmente significativa.

Estas infecciones se transmiten comúnmente por contacto sexual o contacto piel con piel, y su amplia gama de transmisión subraya la importancia de medidas preventivas efectivas, como la vacunación. 

Las vacunas actuales ofrecen protección contra las cepas más peligrosas del VPH, aquellas con mayor probabilidad de causar verrugas genitales o cáncer cervical. 

En este artículo, exploraremos las causas, los síntomas y los tratamientos del VPH, destacando la importancia de la prevención y el manejo adecuado para combatir las complicaciones asociadas con este virus tan común pero potencialmente peligroso.

Síntomas del VPH

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección viral que comúnmente se manifiesta a través de la aparición de verrugas en diferentes partes del cuerpo, aunque en muchos casos el sistema inmunitario puede suprimir la infección sin síntomas visibles. 

Cuando las verrugas surgen, su aspecto varía según el tipo de VPH. Las verrugas genitales, por ejemplo, pueden presentarse como lesiones planas, bultos pequeños similares a la coliflor, o protuberancias en forma de tallo, localizándose principalmente en la vulva, cerca del ano, en el cuello del útero o en la vagina en mujeres, y en el pene, escroto o alrededor del ano en hombres. 

Estas verrugas genitales generalmente no son dolorosas, pero pueden causar comezón o sensibilidad.

Además del área genital, el VPH puede causar otros tipos de verrugas, como las verrugas comunes, que son bultos ásperos y elevados, usualmente en manos y dedos, que a menudo resultan antiestéticas y en ocasiones dolorosas. 

Las verrugas plantares, que aparecen en los talones o en la parte frontal de las plantas de los pies, son bultos duros y granulosos que pueden causar molestias al caminar.

 Por otro lado, las verrugas planas, más pequeñas y lisas, suelen encontrarse en la cara en niños y en la zona de la barba en hombres, y en las piernas en mujeres.

Estos síntomas del VPH, aunque en su mayoría no son graves, pueden causar incomodidad y preocupación estética, y en algunos casos, las cepas del virus están asociadas con un mayor riesgo de cáncer, especialmente en el área genital. 

También te podría interesar: ¿Cómo saber si tengo VIH sin examen? ¿Es posible? Te lo aclaramos

Causas del Virus del Papiloma Humano

La infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) se produce cuando el virus ingresa al cuerpo a través de cortes, abrasiones o pequeños desgarros en la piel, propagándose principalmente mediante contacto directo de piel con piel. 

En el caso de las infecciones genitales por VPH, estas se transmiten comúnmente a través de relaciones sexuales, incluyendo el sexo vaginal, anal y, en algunos casos, mediante el contacto piel con piel en la región genital sin penetración. 

Las infecciones por VPH que resultan en lesiones orales o en las vías respiratorias superiores pueden contraerse por medio del sexo oral.

Además, existe un riesgo de transmisión del VPH durante el embarazo. Si una persona embarazada tiene una infección activa de VPH con verrugas genitales, hay una posibilidad, aunque baja, de que el virus se transmita al bebé. 

En casos muy raros, esta transmisión puede resultar en el desarrollo de tumores benignos en la laringe del recién nacido.

Es importante destacar que las verrugas, como manifestación del VPH, son contagiosas y pueden propagarse a otras personas o a diferentes partes del cuerpo del mismo individuo a través del contacto directo con la verruga. 

Complicaciones de VPH 

Las complicaciones resultantes de una infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) pueden variar en gravedad y naturaleza. 

Entre las complicaciones menos comunes pero potencialmente serias se encuentran las lesiones en las áreas orales y de las vías respiratorias superiores. 

Algunos tipos de VPH pueden causar lesiones en la lengua, amígdalas, paladar blando, laringe y nariz. Estas lesiones pueden presentarse como crecimientos o cambios en el tejido, y en algunos casos, pueden requerir atención médica para su evaluación y tratamiento.

Más preocupante es el riesgo de ciertos cánceres asociados con el VPH. Ciertas cepas del virus, particularmente aquellas consideradas de alto riesgo, están directamente vinculadas con el desarrollo del cáncer de útero

Estos mismos tipos de VPH también pueden contribuir a la aparición de cánceres en los genitales, el ano, la boca y las vías respiratorias superiores. 

Esta conexión entre el VPH y varios tipos de cáncer subraya la importancia de la prevención de la infección por VPH, como la vacunación, y la realización de exámenes de detección regulares para aquellos cánceres asociados con el virus

Diagnóstico y tratamientos disponibles

El diagnóstico de una infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) suele iniciarse con la observación directa de las verrugas en consulta médica. 

En casos donde las verrugas genitales no son visibles, se pueden emplear varias pruebas diagnósticas. Una de ellas es la aplicación de una solución de vinagre (ácido acético) en las áreas genitales, que hace que las lesiones causadas por el VPH se tornen blancas y sean más fáciles de identificar. 

El examen de Papanicolaou, que consiste en recolectar células del cuello del útero o de la vagina para su análisis en laboratorio, es otro método diagnóstico importante, ya que puede revelar anomalías precancerosas. 

Además, se recomienda realizar una prueba de ADN en células cervicales para mujeres mayores de 30 años, ya que esta puede detectar el ADN de tipos de VPH de alto riesgo asociados con cánceres genitales.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento, las verrugas causadas por el VPH a menudo desaparecen sin intervención, especialmente en niños, pero el virus puede permanecer en el cuerpo y provocar nuevas verrugas. 

Los medicamentos antiverrugas se aplican directamente sobre la lesión y pueden incluir ácido salicílico, imiquimod, podofilox y ácido tricloroacético, cada uno con sus propias indicaciones y efectos secundarios. 

Si los medicamentos no son efectivos, se pueden considerar procedimientos quirúrgicos como la crioterapia (congelación con nitrógeno líquido), la electrocauterización, la cirugía láser o la eliminación quirúrgica.

En el caso de lesiones precancerosas en el cuello uterino identificadas mediante un examen de Papanicolaou o del VPH, se realiza una colposcopía para una inspección detallada y, si es necesario, una biopsia.

 Las lesiones precancerosas suelen requerir extracción mediante criocirugía, láser, extirpación quirúrgica, procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa o conización con bisturí frío. 

Este enfoque integral en el diagnóstico y tratamiento del VPH es clave para manejar las complicaciones y prevenir el desarrollo de condiciones más graves asociadas al virus.

Atención médica

Si sospechas que puedes estar infectado(a) con el Virus del Papiloma Humano (VPH), es fundamental tomar medidas proactivas para tu salud. 

En Oriéntame, estamos listos para brindarte la atención y el asesoramiento especializado que necesitas. 

Agendar una consulta de ginecología con nosotros es el primer paso hacia un diagnóstico claro y el desarrollo de un plan de tratamiento adecuado, si fuera necesario. 

Durante la consulta, podrás expresar tus inquietudes, realizar las pruebas pertinentes y recibir información detallada sobre las opciones de manejo y tratamiento. 

Recuerda que el VPH es una infección común, y abordarla con la orientación adecuada es esencial para tu bienestar. No dudes en contactarnos en Oriéntame para programar tu cita y tomar control de tu salud reproductiva y sexual.

Detectando el VIH: Una mirada a las pruebas caseras y la telemedicina

Detectando el VIH: Una mirada a las pruebas caseras y la telemedicina

El VIH es un virus que ha afectado a muchas personas en todo el mundo. Detectarlo a tiempo es esencial para recibir un tratamiento efectivo y llevar una vida saludable. En este artículo, exploraremos cómo las pruebas caseras de VIH y la telemedicina están revolucionando la detección y el control de este virus.

El primer paso: Autoexamen y asesoría virtual en Colombia

En Oriéntame, hemos implementado el primer servicio de prueba casera de VIH, el KIT VIHDA, que permite a las personas entre 13 y 64 años realizar un autoexamen para la detección del VIH, con el apoyo de asesoría virtual.

 Este innovador servicio es un avance significativo en la lucha contra el VIH en Colombia.

Reserva y preparativos

Acceder al servicio es simple. Contactando la central de citas de Oriéntame, cualquier persona puede agendar su cita, proporcionar sus datos y obtener toda la información necesaria sobre el proceso y costos del test, demostrando la accesibilidad y el enfoque proactivo de la salud sexual en nuestra fundación.

Asesoría Pre-prueba

Antes de realizar la prueba casera de VIH, se ofrece una asesoría completa, la cual incluye la educación sobre conductas de riesgo, identificación de hábitos saludables y desmitificación de creencias falsas acerca del VIH. 

Esta preparación es crucial para entender el contexto de la prueba y actuar en consecuencia.

Realización del autoexamen

El KIT VIHDA permite que, con una simple muestra de sangre y en tan solo veinte minutos, cualquier persona pueda conocer su estado serológico respecto al VIH con una efectividad superior al 99%. 

Este método no solo es rápido y eficiente, sino que también es altamente confiable.

También te podría interesar: ¿En cuánto tiempo se detecta el VIH después de la exposición? Te lo explicamos

¿Qué sigue después de la prueba?

Tras el autoexamen, la asesoría post-prueba se convierte en una parte esencial del proceso, sobre todo si el resultado es reactivo.

En ese caso, es necesario realizar pruebas confirmatorias y obtener apoyo médico para establecer un plan de seguimiento y prevención adecuado.

Recomendaciones para segunda prueba

Si el resultado es no reactivo, es importante realizar una segunda prueba después de doce semanas, especialmente si ha existido alguna situación de riesgo. 

Este periodo permite descartar el periodo de ventana inmunológica del VIH, tiempo durante el cual el virus no es detectable.

¿Por qué optar por el servicio de prueba y asesoría virtual?

Los servicios de telemedicina y pruebas caseras de VIH no solo ofrecen comodidad, sino también confidencialidad y respeto por la intimidad del usuario. 

Son una opción excelente para quienes buscan un ambiente seguro y voluntario para conocer su estado de salud sexual.

Un servicio accesible y respetuoso

La telemedicina ha demostrado ser una herramienta poderosa en el área de la salud sexual, proporcionando accesibilidad y garantizando la privacidad y el consentimiento informado del usuario, aspectos fundamentales en el manejo del VIH.

Toma el control de tu salud sexual hoy

La detección temprana del VIH es vital. Con servicios como los de Oriéntame, las pruebas rápidas de VIH y la asesoría virtual están al alcance de todos. 

Es el momento de tomar una decisión informada y responsable sobre tu salud sexual. No dejes pasar más tiempo, sal de la duda y toma el control con las opciones que te brinda la telemedicina y los kits de prueba casera de VIH. Chatea con nosotros haciendo clic aquí

Derechos reproductivos y elecciones regionales

Derechos reproductivos y elecciones regionales

Escrito por:
María Mercedes Vivas MD-MPH, Directora Ejecutiva de Fundación Oriéntame
Daniel Arango, Investigador Asociado de la Fundación Oriéntame
Paula Trujillo, Consultora Independiente de Derechos Humanos
Con contribuciones de: Chitra Nagarajan, Consultora Independiente de Derechos Humanos

 

Gracias al incansable esfuerzo de los movimientos feminista y de derechos humanos, Colombia ha emergido como una figura destacada en cuestiones fundamentales como el proceso de paz con las FARC y la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, con la reciente descriminalización del aborto por parte de la Corte Constitucional en febrero del 2022.

Sin embargo, es crucial recordar que no debemos dar nada por sentado y seguir nuestro trabajo por la defensa de los derechos fundamentales, incluidos los derechos sexuales y reproductivos, los cuales se encuentran en jaque en todo el mundo. Por esto las elecciones regionales del 29 de octubre representan una oportunidad de gran importancia para consolidar el terreno ganado, eligiendo candidatos que defiendan y garanticen los derechos fundamentales en Colombia.

 

Una decisión histórica

La decisión de la Corte Constitucional de descriminalizar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hasta la semana 24 de gestación en febrero del 2022 fue, sin lugar a dudas, una decisión trascendental para el avance de los derechos sexuales y reproductivos en Colombia. La Sentencia C-055 de 2022 no solo significó una victoria histórica para las mujeres, las personas gestantes y para el movimiento feminista, sino que también posicionó a Colombia como el país con el marco legal más progresista en América Latina. Gracias también a los avances en países como México, Argentina, Uruguay y Cuba la región latinoamericana es hoy un referente de la lucha por el aborto legal, libre y seguro.

Tal vez te interese leer Así fue el primer aborto libre en Colombia

De acuerdo con datos de La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres y Fundación Oriéntame[1], en el primer año de implementación de la Sentencia se dio un incremento del 7 % en el número de mujeres y personas gestantes que accedieron a los servicios de IVE a través de las Empresas Promotoras de Salud (EPS). Lo cual indica que hay mayor disposición para solicitar este servicio como parte de las atenciones cubiertas por el sistema de salud y que las EPS están garantizando el acceso a los servicios de IVE.

Aun así, este incremento, aunque positivo, no es representativo si lo comparamos con otras cifras: del total de 11.028 mujeres atendidas en Oriéntame en el periodo del informe, solo el 34% (aumento del 7%) accedieron al servicio a través de su EPS; el porcentaje restante financió su atención por medio de recursos propios (56%) o subsidios (10%)[2].

Otro punto positivo por resaltar es el incremento en el uso de medios alternativos de atención como la telemedicina y la telexperticia, cuyas atenciones aumentaron en 5 puntos porcentuales en el periodo señalado, pasando del 23% al 28%. Este incremento puede ser tomado como una señal de que el cambio normativo y la eliminación de obstáculos y requisitos para acceder a la IVE impactó positivamente el uso de estos medios alternativos de atención los cuales, a su vez, facilitan el acceso[3].

 

Aun hay mucho por avanzar, educar y garantizar

La situación en Colombia, sin embargo, presenta algunos retos para el movimiento pro-derechos. A pesar de los avances normativos logrados y de los avances de implementación hasta el momento, las barreras de acceso a los servicios persisten. Estas afectan especialmente a las mujeres que viven en regiones apartadas y en conflicto, aquellas que se encuentran en condiciones de pobreza y vulnerabilidad, así como a las mujeres con discapacidad, las mujeres indígenas, afrodescendientes, las migrantes en situación irregular y las personas LGTBIQA+ gestantes.

Entre las barreras más comunes están el desconocimiento del marco legal por parte de las entidades de salud, la interpretación restrictiva de la legislación por parte de los prestadores de salud y fallas en la prestación del servicio. Lo anterior indica que es necesario que el Estado colombiano cumpla a cabalidad su rol de garante de los derechos sexuales y reproductivos, y realice una mayor difusión e inducción al personal de la salud sobre la aplicación de la sentencia y el derecho a la IVE.

También se debe mejorar la infraestructura y la atención, especialmente en el nivel primario, para brindar atención oportuna a las mujeres y personas gestantes más vulnerables y, de esta manera, evitar las dilaciones y retrasos en la realización del proceso que aumentan los riesgos en la salud, y que además resulta más costoso para el Estado.

La difusión de la Sentencia y la supervisión de entidades como la Superintendencia de Salud y las Secretarías Departamentales de Salud son cruciales para evitar interpretaciones incorrectas o sesgadas del marco legal y garantizar un acceso efectivo y oportuno a los servicios.

Además, es esencial proporcionar información precisa y contrarrestar la desinformación que grupos, individuos y movimientos anti-derechos y religiosos en oposición al aborto difunden en redes sociales, medios de comunicación y la calle. Algunos de estos grupos cuentan con un proyecto político coordinado anti-derechos[4], respaldado por dinero y organizaciones transnacionales y, como lo ha demostrado una investigación de Mutante, los centros de salud pro-derechos en Colombia son blanco de hostigamiento por parte de grupos religiosos.

 

Avances en el sur, retrocesos en el norte

El panorama global del derecho al aborto no es menos complejo y no puede desconocerse su influencia en Colombia. La decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de revocar el derecho constitucional al aborto (Decisión de Dobbs) en junio de 2022 es una alerta que generó una amplia gama de reacciones y opiniones en nuestro país. Según una investigación de Fos Feminista, este evento histórico fue percibido por las activistas feministas que trabajan en temas del derecho al aborto como un signo del progreso que nuestra región ha logrado, pero también como una advertencia de no bajar la guardia, especialmente porque América Latina a menudo mira a los Estados Unidos como referencia.

La Decisión de Dobbs se dio precisamente como consecuencia de la elección del presidente Donald Trump, quien eligió los magistrados de la Corte que completaría la mayoría que revocó Roe vs. Wade. Una de las moralejas que nos deja este retroceso es que la elección de quien llega al poder por voto popular importa.

Las elecciones terminan siendo puntos de partida para quienes, por los siguientes cuatro años, se van a dedicar a la protección y defensa de los derechos humanos, en particular de los derechos sexuales y reproductivos, y es necesario centrar este tema a la hora de elegir a las personas que nos gobernarán.

 

Proteger los logros en derechos desde las urnas

Las próximas elecciones regionales en Colombia nos brindan la oportunidad de seleccionar personas comprometidas con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, las niñas y las personas gestantes. A fin de cuentas, los derechos al aborto y la promoción de la educación sexual y reproductiva siguen siendo temas controvertidos en Colombia. La experiencia con el Referendo por la Paz nos alerta sobre cómo los movimientos anti-derechos pueden colaborar con los partidos políticos para derrotar políticas progresistas.

Asimismo, la experiencia de otros países demuestra cómo los grupos anti-derechos pueden ascender desde niveles locales hasta ejercer un impacto nacional. Para evitar que los avances alcanzados con tanto esfuerzo sean revertidos, los movimientos a favor de los derechos humanos deben contrarrestar el poder político y las alianzas de las organizaciones, redes e iglesias anti-derechos movilizando opiniones y votos a favor de los derechos sexuales y reproductivos.

El derecho al aborto requiere de un respaldo político sólido e inquebrantable, así como de la necesidad de mantener el tema en la agenda pública mediante narrativas positivas, combatir la desinformación y educar sobre la relevancia de la decisión de la Corte Colombiana, que representa un hito histórico en los derechos de las mujeres, niñas y personas LGBTIQA+ gestantes.

 

[1] La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres (2023). Primer año del fallo histórico. ¿Cómo va la implementación de la sentencia Causa Justa (C-055 de 2022)? Disponible en https://despenalizaciondelaborto.org.co/wp-content/uploads/2023/03/informe-primer-ano-del-fallo.pdf

[2] La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres (2023). Primer año del fallo histórico. ¿Cómo va la implementación de la sentencia Causa Justa (C-055 de 2022)? Disponible en https://despenalizaciondelaborto.org.co/wp-content/uploads/2023/03/informe-primer-ano-del-fallo.pdf

[3] Métodos alternativos de atención como la telemedicina y la telexperticia facilitan el acceso a los servicios de medicina al permitir un acceso más ágil y práctico a los servicios de salud por medio de canales digitales. Se debe tener en cuenta, sin embargo, que la brecha digital y las dificultades de conexión y acceso a internet son un tema importante que restringe la democratización del servicio.

[4] Las nuevas tácticas antiaborto de la derecha en América Latina (2021). Cota, I., Corpi, S. Disponible en https://elpais.com/sociedad/2021-10-24/las-nuevas-tacticas-antiaborto-de-la-ultraderecha-en-america.html 

También te puede Interesar

Hepatitis C: Síntomas, causas y tratamiento

Hepatitis C: Síntomas, causas y tratamiento

En este artículo, exploraremos los aspectos esenciales de la hepatitis C, incluyendo sus síntomas, causas y las opciones de tratamiento disponibles, con el fin de proporcionar una comprensión clara y útil sobre esta infección.

leer más

Todo sobre el dispositivo del brazo: Guía Completa del implante subdérmico

Todo sobre el dispositivo del brazo: Guía Completa del implante subdérmico

En la búsqueda de métodos anticonceptivos eficaces, el implante subdérmico ha emergido como una opción popular. Conocido comúnmente como el ‘dispositivo del brazo’, este pequeño pero poderoso método anticonceptivo ofrece una solución a largo plazo para la planificación familiar. 

En este artículo, exploraremos cómo funciona este dispositivo, su proceso de inserción, beneficios, posibles efectos secundarios y mucho más.

¡Comencemos!

¿Qué es el implante subdérmico o dispositivo del brazo?

El implante subdérmico es un pequeño dispositivo anticonceptivo, del tamaño de un fósforo, que se inserta bajo la piel del brazo. 

Compuesto principalmente de un material plástico flexible, contiene una hormona llamada progestina, similar a la progesterona que el cuerpo produce naturalmente. 

Una vez implantado, libera de manera continua y controlada pequeñas cantidades de esta hormona en el torrente sanguíneo. 

Su principal función es prevenir la ovulación, es decir, impide que los ovarios liberen óvulos. Además, espesa el moco cervical, lo cual dificulta el paso de los espermatozoides hacia el útero, y adelgaza el revestimiento del mismo, reduciendo las posibilidades de que un óvulo fertilizado se implante. 

Este dispositivo puede proporcionar una protección anticonceptiva efectiva durante un periodo de hasta 5 años, convirtiéndolo en una opción a largo plazo para quienes buscan evitar el embarazo.

Proceso de Inserción del dispositivo del brazo

El proceso de inserción del implante subdérmico es un procedimiento rápido y sencillo que se realiza en una clínica o consultorio médico. 

Antes de la inserción, se realiza una consulta en anticoncepción para asegurar que el implante es adecuado para la usuaria. 

Durante el procedimiento, el área del brazo donde se colocará el implante se limpia y desinfecta. 

Luego, se administra anestesia local para minimizar cualquier molestia. A continuación, el profesional de la salud utiliza un aplicador especial para insertar el implante bajo la piel, generalmente en la parte interior del brazo, cerca del bíceps. 

La inserción es rápida y, en la mayoría de los casos, no requiere puntos de sutura. Tras la inserción, se proporcionan instrucciones específicas sobre los cuidados post-inserción, como mantener el área seca y evitar ejercicios pesados durante un corto período. 

Es normal experimentar algo de sensibilidad o inflamación en el sitio de inserción, pero estos efectos suelen ser temporales.

También te podría interesar: Explora tus opciones: una guía completa sobre métodos anticonceptivos disponibles

Eficacia y ventajas del dispositivo del brazo

El implante subdérmico destaca por su eficacia y múltiples ventajas, ofreciendo una solución anticonceptiva cómoda y discreta. 

Una de sus principales fortalezas es su capacidad de operar de manera autónoma; una vez colocado, no requiere de acciones o recordatorios adicionales por parte del usuaria. 

Este método es también una opción segura y efectiva para personas en período de lactancia, garantizando protección sin interferir con el proceso de amamantamiento. 

Además, ofrece beneficios en términos de salud reproductiva, como la reducción de los cólicos menstruales y los sangrados abundantes, mejorando la calidad de vida durante el ciclo menstrual. 

Su diseño prácticamente invisible y su colocación subdérmica aseguran que no se note ni incomode en la realización de actividades cotidianas. 

Otro beneficio significativo es la disminución del riesgo de cáncer uterino, lo que añade una capa adicional de protección a largo plazo para la salud. 

Por último, su presencia no interfiere en absoluto con las relaciones sexuales, permitiendo una experiencia natural y sin preocupaciones adicionales. 

En conjunto, el implante subdérmico representa una opción anticonceptiva moderna, segura y altamente beneficiosa para las personas que buscan controlar su fertilidad sin sacrificar su comodidad y bienestar.

Posible efectos secundario

El implante subdérmico, a pesar de sus numerosas ventajas, puede presentar algunos efectos secundarios que es importante conocer y manejar adecuadamente. 

Entre los más comunes se encuentra la alteración del ciclo menstrual, que puede manifestarse en forma de irregularidades, sangrados más ligeros o más abundantes, o incluso la ausencia de menstruación.

Algunas personas también pueden experimentar síntomas como dolores de cabeza, cambios de humor, aumento de peso, acné y sensibilidad en los senos. 

En casos menos frecuentes, puede haber dolor o incomodidad en el lugar de la inserción.

Para manejar estos efectos, es recomendable hablar con un profesional de la salud, quien puede ofrecer consejos específicos o ajustar el tratamiento si es necesario. 

Por ejemplo, para el manejo del acné o los cambios de peso, pueden sugerirse cambios en la dieta o en el estilo de vida. 

En el caso de los dolores de cabeza o los cambios de humor, técnicas de relajación o ejercicio regular podrían ser beneficiosos. 

Es importante recordar que muchos de estos efectos secundarios tienden a disminuir con el tiempo, conforme el cuerpo se ajusta al implante. 

Sin embargo, si los síntomas persisten o resultan particularmente molestos, es crucial consultar con un especialista para evaluar posibles alternativas o tratamientos complementarios. 

La comunicación abierta y regular con un profesional de la salud es clave para asegurar una experiencia satisfactoria y segura con el uso del implante subdérmico.

Echa un vistazo a: Conoce tu ciclo menstrual: Una mirada a tus cambios hormonales

Consideraciones especiales sobre el dispositivo del brazo

El implante subdérmico es adecuado para una amplia gama de personas, pero hay consideraciones especiales a tener en cuenta. 

Generalmente, es recomendado para aquellas que buscan un método anticonceptivo de larga duración y libre de estrógenos. 

Sin embargo, puede no ser la mejor opción para mujeres con ciertas condiciones de salud, como trastornos de la coagulación sanguínea, ciertos tipos de cáncer, o problemas hepáticos graves. 

Además, es importante discutir con un profesional de la salud sobre cualquier medicamento que se esté tomando, ya que algunos pueden interferir con la eficacia del implante. 

Por ejemplo, medicamentos para la epilepsia o la tuberculosis pueden reducir su efectividad. 

Asimismo, personas con antecedentes de depresión severa deben considerar otros métodos, ya que el implante puede influir en el estado de ánimo. 

Siempre es esencial una consulta médica previa para evaluar la idoneidad del implante subdérmico en función de la historia clínica y las necesidades individuales de cada persona.

Retirada del implante

Cuando llega el momento de retirar el implante, el proceso es tan sencillo y rápido como su inserción. Se realiza en un entorno clínico, donde un profesional de la salud aplica anestesia local en el área del brazo donde se encuentra el implante. 

Luego, realiza una pequeña incisión para extraer el dispositivo. Tras la retirada, la recuperación suele ser rápida, y la fertilidad de la persona generalmente retorna a la normalidad poco tiempo después. 

Es normal experimentar una leve molestia en el sitio de la incisión, pero esto suele desaparecer rápidamente. 

El proceso de retirada del implante es un procedimiento seguro y efectivo, permitiendo a las usuarias la flexibilidad de cambiar o detener su método anticonceptivo cuando lo deseen.

Ahora que tienes mayor información sobre el dispositivo del brazo y estás considerando dar un paso adelante en la planificación de tu futuro, es el momento perfecto para buscar asesoramiento experto. 

Te animamos a agendar tu consulta de anticoncepción en Oriéntame, donde profesionales especializados en salud reproductiva están listos para guiarte. 

En esta consulta, tendrás la oportunidad de resolver todas tus dudas y entender si el implante subdérmico se adapta a tus necesidades y planes a futuro. 

En Oriéntame, recibirás una atención personalizada y empática, asegurando que la elección de tu método anticonceptivo sea la más adecuada para ti.