¿Cómo ayudar a una amiga que sufrió violencia sexual?

¿Cómo ayudar a una amiga que sufrió violencia sexual?

Enterarse que una persona conocida o tal vez familiar ha experimentado algún tipo de violencia sexual suele ser impactante y puede dejarte sin palabras y sin saber que hacer para reconfortarla. Y el hecho de que esa persona se anime a compartirlo contigo, además de una señal de confianza puede ser también un pedido de ayuda.

La violencia sexual afecta a personas de todas las edades, géneros, orientaciones sexuales y condiciones socioeconómicas. Es un acto de poder y control que puede dejar cicatrices físicas y emocionales duraderas en las víctimas. Por ello, es fundamental abordar este tema con seriedad y comprensión.

Tal vez te interese leer Servicio de atención psicológica para sobrevivientes de violencia sexual

Saber si esa persona ya recibió algún tipo de ayuda, si la situación de violencia es actual o una experiencia del pasado, si quien la agredió es alguien conocido o incluso vive con la víctima y aún está bajo amenaza será determinante a la hora de ofrecer tu apoyo.

 

¿Qué es la violencia sexual?

Es importante entender que la violencia sexual puede manifestarse de diferentes maneras, incluyendo el acoso sexual, la agresión sexual, el abuso sexual infantil, el incesto, la explotación sexual y la violación.
Según la OMS[1], la violencia sexual es “todo acto sexual, la tentativa de consumir un acto sexual, cualquier comentario o insinuación sexual no deseada o cualquier otro acto dirigidos a comerciar con la sexualidad o contra la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de su relación con la persona sobreviviente, en cualquier ámbito”.
La violencia sexual incluye la penetración no consentida por la vagina, la boca o el ano, utilizando el pene, otra parte del cuerpo o un objeto. El intento de hacerlo se conoce como “tentativa de violación”. Además, en el caso de las personas menores de 14 años, se considera violencia toda actividad sexual, incluso si se tiene la aprobación de la persona menor de edad.

 

Claves para dar apoyo a víctimas de violencia sexual

Muchas veces las personas que pasan por una situación de violencia tienen grandes temores por compartir lo que les pasó o pedir ayuda, sentimientos como la vergüenza, el miedo a que se les culpe o simplemente a que no les crean puede hacerles sufrir en silencio por mucho. tiempo.

De allí que la primera recomendación para quienes acompañan a las víctimas sea escuchar con atención plena y respeto lo que la persona necesita y quiera contar. Otros aspectos a tener en cuenta pueden ser:

  • Reconocer el valor y esfuerzo para compartir la historia de violencia.
  • Agradecer y honrar la confianza que esa persona ha puesto en ti creyendo en su historia.
  • Desculpabilizar, la responsabilidad de la violencia sexual es de los victimarios nunca de las víctimas.
  • Evitar cualquier forma de juicio, ante un hecho violento cada persona reacciona de manera particular, como puede y con los recursos que tiene en el momento.
  • Ofrecer compañía o apoyo, explora si hay otras personas de su confianza para que puedan acompañarle.
  • Reconocer los propios límites, aunque tengas las mejores intenciones, la violencia sexual produce un gran impacto en la vida de las personas, sanarse de esa experiencia requiere un gran trabajo de parte de las personas sobrevivientes y en muchos casos es necesaria la intervención y acompañamiento con profesionales sociales y de la salud.
  • Informarse, acompañar a la persona a buscar información confiable sobre sus derechos y los servicios especializados a donde puede recurrir para ejercer estos derechos, este puede ser el primer paso y representar un apoyo importante en un momento de confusión y miedo.

 

¿Qué derechos tienen las víctimas de violencia sexual en Colombia?

Las personas sobrevivientes a hechos de violencia sexual tienen una serie de derechos protegidos por diversos tratados y convenios internacionales suscritos por Colombia, así como varias leyes nacionales[2], que incluyen:

  • Información Clara y Oportuna : Derecho a recibir información clara, completa, veraz y oportuna sobre sus derechos y los procedimientos disponibles.
  • Consentimiento Informado : Derecho a dar su consentimiento informado para los exámenes médico-legales y elegir el sexo del facultativo que los realice.
  • Reserva de Identidad : Derecho a que se mantenga la reserva de identidad al recibir asistencia médica, legal o social.
  • Decisión sobre Confrontación con el Agresor : Derecho a decidir voluntariamente si puede ser confrontada con el agresor en cualquier espacio de atención o procedimiento.
  • Asesoría Jurídica gratis : Derecho a orientación, asesoría jurídica y asistencia técnica legal gratuita, inmediata y especializada desde el momento en que se denuncia la violencia.
  • Acceso a Mecanismos de Protección : Derecho a acceder a mecanismos de protección y atención para ellas y sus hijos e hijas.
  • Derecho a la Justicia : Derecho a la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición frente a los hechos de violencia.
  • Atención Integral : Derecho a recibir servicios de atención integral con cobertura suficiente, accesible y de calidad.

 

Moretones, cicatrices y otras lesiones invisibles.

Sin importar la edad o el género, las personas que sobreviven a la violencia pueden sufrir consecuencias físicas, emocionales, mentales, sociales y económicas. No obstante, la peor carga la soportan las mujeres y las niñas, además de representar la mayoría de los casos, las secuelas para su salud y bienestar sexual y reproductivo suelen ser más severas.

 

1 de cada 3 mujeres y niñas de 15 a 49 años informan violencia de pareja o violencia sexual por cualquier agresor en algún momento de su vida[3].

 

Por ejemplo, en materia de salud reproductiva pueden sufrir traumas ginecológicos, embarazos no deseados, abortos peligrosos o forzados, disfunciones sexuales e infecciones de transmisión sexual.

Sin embargo, independientemente de si los hechos de violencia sexual implicaron una agresión física o de otra índole (como amenazas, extorsión o intimidación), una de las secuelas más profundas para las personas tiene que ver con el daño emocional.

Algunas de las afectaciones de salud mental más comunes con las que deben lidiar las personas sobrevivientes de la violencia sexual son: Ansiedad, depresión, estrés postraumático, trastornos de la alimentación y el sueño, comportamiento suicida, adicciones, riesgo de violencia sexual subsecuente.

Es vital contar con servicios de acompañamiento psicosocial, atención de salud y asesoramiento jurídico, debidamente capacitado y sensible a las necesidades de las personas víctimas[4]. Hoy día los protocolos de atención en los servicios de salud incluyen:

  • Anticoncepción de emergencia
  • tratamiento y profilaxis de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo la infección por VIH.
  • Información sobre aborto seguro
  • Pruebas de medicina legal
  • Oferta o remisión a servicios de atención psicológica.
  • Remisión a servicios de asesoría jurídica y denuncia

 

¿Cuáles son los pasos para acceder a la justicia en caso de violencia sexual?

Es importante saber que ninguna persona sobreviviente de actos de violencia sexual está obligada a denunciar. Sin embargo, obtener verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición frente a los hechos de violencia es un derecho de todas las víctimas. Así las cosas, los pasos para acceder a la justicia después de una agresión sexual en Colombia son[5]:

  1. Identificar: con asesoría tu o tu amiga puede informarse a qué se tiene derecho, posibilidades de indemnización, los pasos del proceso y conocer el alcance de la denuncia, para esto se puede recurrir a los Centros de Atención e Investigación Integral a la Víctimas de Delitos Sexuales (Caivas), Centro de Atención Penal Integral a Víctimas (CAPIV), Unidades de Reacción Inmediata de la Fiscalía (URI), Casas de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres, Casas de Justicia, Estaciones de Policía.
  2. Atender: Es fundamental realizar exámenes y recibir tratamiento para la prevención de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/sida, esto se puede solicitar en la EPS o en cualquier hospital público.
  3. Denunciar: El sobreviviente puede presentar una denuncia de forma verbal o escrita ante la Fiscalía General de la Nación, sin necesidad de llevar un abogado(a).
  4. Recopilación de Evidencia Médica Legal: Se debe recoger evidencia médica legal que será crucial para el proceso judicial.

Atención para el daño psicológico

Además de la asesoría legal, es importante que la víctima reciba apoyo psicológico durante todo el proceso. Estos servicios no buscan solo atender el impacto inmediato del trauma, sino también promover la resiliencia y la recuperación a largo plazo de las personas sobrevivientes a la violencia sexual.

Varias instituciones de carácter público y privado como en Oriente hay servicios de atención para personas que han sobrevivido a violencia sexual y en general violencias basadas en género . En general, esta atención comprende:

  • Valoración Inicial: Se realiza una valoración individual (y familiar si fuese necesario) para entender las necesidades específicas de la persona y su entorno.
  • Plan de Atención Personalizado: Se elabora un plan de atención personalizado que, dependiendo del caso, puede incluir terapia individual, grupal y de apoyo para la persona y su familia.
  • Seguimiento a Largo Plazo: Se realiza un seguimiento a largo plazo para asegurar la recuperación integral de la persona sobreviviente.

Si tú o una persona que conoces ha vivido abuso o violencia sexual la consulta psicológica en Oriéntame puede ayudar a superar esta experiencia, pide tu cita hoy mismo.

Fuentes:

[1] Manejo clínico de las personas sobrevivientes de violación y de violencia de pareja, OMS, 2022. Página 3. Consultado el 12 abril 2024, disponible en https://iris.who.int/bitstream/handle/10665/354575/9789240041301-spa.pdf 

[2] Derechos de las víctimas de violencias de género, Ministerio de Salud. Consultado en 12 abril 2024, disponible en https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/ssr/Paginas/Derechos-de-las-victimas-de-violencias-de-genero.aspx

[3] Violencia contra la mujer, OMS, 2021. Disponible en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/violence-against-women

[4] Comprender y abordar la violencia contra las mujeres. OMS, 2012. Disponible en https://www.who.int/es/publications/i/item/WHO-RHR-12.37 

[5] ¿Qué hacer en caso de ser víctima o conocer de un abuso o violencia de tipo sexual? Ministerio de Justicia, 2018. Disponible en https://www.minjusticia.gov.co/programas-co/LegalApp/Paginas/Qu-hacer-en-caso-de-ser-victima-o-conocer-de-un-abuso-o-violencia-de-tipo-sexual.aspx 

Pregunta por el servicio de atención psicológica para sobrevivientes de violencia sexual

También te puede Interesar

Abortar desde la ruralidad

Abortar desde la ruralidad

Aborto desde la ruralidad, una trocha llena de obstáculos   Diana y Sandra son amigas, siempre han vivido en la misma vereda. Sandra siempre ha sido muy tímida por lo que suele pedirle ayuda a su amiga cuando debe hacer un trámite o investigar para las tareas del...

leer más
¿Cómo ayudar a una amiga que sufrió violencia sexual?

¿Cómo ayudar a una amiga que sufrió violencia sexual?

Enterarse que una persona conocida o tal vez familiar ha experimentado algún tipo de violencia sexual suele ser impactante y puede dejarte sin palabras y sin saber que hacer para reconfortarla. Y el hecho de que esa persona se anime a compartirlo contigo, además de...

leer más

Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Emotivo video donde resalta la libertad que tienen las mujeres para autodeterminarse como el primer paso para la eliminación de la violencia.

Un grato ejemplo de responsabilidad social de UTE empresa pública del Uruguay, que se dedica a la provisión de energía eléctrica, presentado el 25 de noviembre de 2015 con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Línea púrpura distrital para las mujeres

Línea púrpura distrital para las mujeres

El pasado jueves 12 de febrero inició atención la Línea Púrpura Distrital 018000 112137 de escucha para las mujeres con el objetivo de prevenir, atender y hacer seguimiento a casos de violencia contra las mujeres.

En un esfuerzo conjunto, la Secretaría de la Mujer y la Secretaría de Salud de Bogotá buscan dar apoyo emocional, orientar en las rutas de acceso a servicios de justicia y salud para mujeres que estén siendo víctimas de algún tipo de violencia o que requieran algún apoyo para proteger su salud y bienestar general.

Psicólogas y enfermeras o “mujeres que escuchan mujeres” vía telefónica, atenderán a todo tipo de ciudadanas sin distingo de condición socioeconómica, inicialmente de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m.

La línea es una iniciativa para la protección de los Derechos de las mujeres, inscrita dentro del Sistema Orgánico, Funcional, Integral y Articulador (SOFIA) de la administración distrital para la prevención, atención y seguimiento de violencias contra las mujeres.

En la capital, durante el 2013, fueron asesinadas 131 mujeres. Y de enero a octubre de 2014 se reportaron 93 casos de feminicidio, esto significa que cada tres días una mujer es asesinada en Bogotá. Lo que evidencia la necesidad de las instituciones públicas y privadas de aunar esfuerzos para prevenir las persistentes formas de violencia que vulneran los derechos de las mujeres.

 

18 febrero 2015

 

Fuente: Mujeres que escuchan mujeres a través de la “Línea Púrpura Distrital” Comunicado de prensa No. 104, Secretaría Distrital de la Mujer.

Imagen: www.sdmujer.gov.co